Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 17/07/2017

Cosas de orden – Síndrome de Diógenes Digital

4 min Tiempo de lectura

¡Ay, el orden! Cuando tienes hijos pequeños y adolescentes, parece una tarea maratónica tener las cosas en orden, ¿verdad? Y aprovechamos los cambios de estación para hacer un poco de limpieza y para deshacernos de tantas cosas que vamos guardando. Este año he caído en cuenta que estamos llegando un poco al límite de caer en el Síndrome de Diógenes, de todo lo que llegamos a acumular por “siacas”… ropa, juguetes, cajas y otros materiales de reciclaje para reutilizar (que luego no terminamos usando), en fin, que vamos llenando armarios, cajones y cuanto rincón libre haya en casa, de cosas que, a la hora de la verdad, no usamos.

Haciendo esto, he caído en la cuenta de que lo mismo nos sucede con las apps y los archivos en los dispositivos digitales. Sí, tenemos una tendencia a acumular apps que luego no usamos, bien porque no eran lo que esperábamos, porque ya no nos gustan, porque se han quedad obsoletas… o, peor aún, porque ni nos acordamos que las tenemos instaladas. Lo mismo nos pasa con las fotos y documentos. Seguro que sufrimos todos un poco el “Síndrome de Diógenes Digital”, solo que no caemos en cuenta de ello hasta que nuestros dispositivos hacen huelga, bien sea por memoria o por velocidad.

En la tablet de mis hijos he llegado a encontrar apps descargadas hace tres años cuando ElPeque estaba empezando a leer, ¿sabes? Una cantidad de aplicaciones de esas de letras y cuentos para preescolares que, desde luego, ya a sus 7 años ¡ni mira! ¡Y mejor no te digo lo que había en mi móvil viejo (el que le pasé a mi hijo mayor)!

Así que, si queremos educar a nuestros hijos en un consumo responsable y en la apreciación de las cosas, es importantísimo alejarnos de la tendencia a acumular lo que no se usa y lo que no sirve, también en lo digital. Te sorprenderá cómo recuperas memoria y velocidad en tus dispositivos con una simple “limpieza de temporada”.

Cosas a tener en cuenta para evitar el “Síndrome de Diógenes Digital”

  1. No caer en la trampa de lo gratis

Lo que no cuesta parece que no vale, y lo que es gratis nos invita a acumular. Como la mayoría de apps son gratis, no nos detenemos a pensar si son buenas, malas, útiles, si ocupan mucha memoria… y una vez instaladas, nos olvidamos de ellas, nos olvidamos que existen, hasta que un buen día nuestro dispositivo hace huelga y empieza a funcionar mal, o nos damos cuenta de que no tenemos suficiente memoria.

  1. Prueba, aprueba, archiva o descarta

Seguir estos tres pasos es una clave para organizar tanto las aplicaciones como las fotos y documentos que vamos acumulando en la tablet o en el móvil. Prueba la app, si te gusta archívala en una carpeta destino con otras apps afines de modo que la puedas encontrar fácilmente. Si no te gusta, desinstálala de inmediato.

Lo mismo con las fotos. Revísalas y descarta las que hayan quedado mal o no te gusten. Pero hazlo antes de que se te llene la memoria.

  1. Haz limpiezas periódicas

Tal y como lo haces con tu casa, con tu armario o con tu cartera, revisa todas las aplicaciones que tienes instaladas, las fotos y documentos que tienes archivados y descarta todo aquello que no uses. Involucra a tus hijos en el proceso si se trata de un dispositivo de uso familiar (o si ya tiene su propio móvil, invítalo a hacerlo).

  1. Mantén actualizadas tus aplicaciones

Mejor si lo haces de forma manual; de este modo te aseguras de que solo se actualicen las que realmente estás utilizando, y aprovechas para descartar las que están ocupando espacio y memoria sin prestar ninguna utilidad.

Estas cosas simples pero necesarias harán que no se convierta en costumbre el mal hábito de acumular, también en lo digital, y ¡seguro, seguro que tus dispositivos te lo agradecerán! (Hay que ver cómo empiezan a funcionar mejor cuando la memoria está más liberada de cosas inútiles que hemos ido acumulando).

¿Se te ocurre alguna más para evitar este “Síndrome”?

 

Autor: Catalina Echeverry, creadora del blog Mamá También Sabe

 

 

Volver